rainbowrite.com
The correct way to Generate any Essay/Five Factor Composition
rainbowrite.com ×

Wireless Network communication Essay

Sinfonia concluida augusto monterroso analysis essay

-Yo podriacute;a contar -tercioacute; el gordo atropelladamente- que hace tres antilde;os en Guatemala un viejito organista de una iglesia de barrio me refirioacute; que por 1929 cuando le encargaron clasificar los papeles de muacute;sica de La Merced se encontroacute; de pronto unas hojas raras que intrigado se puso a estudiar con el carintilde;o de siempre y que como las acotaciones estuvieran escritas en alemaacute;n le costoacute; bastante darse cuenta de que se trataba de los dos movimientos finales de la Sinfoniacute;a inconclusa asiacute; que ya podiacute;a yo imaginar su emocioacute;n al ver bien clara la firma de Schubert y que cuando muy agitado salioacute; corriendo a la calle a comunicar a los demaacute;s su descubrimiento todos dijeron rieacute;ndose que se habiacute;a vuelto loco y que si queriacute;a tomarles el pelo pero que como eacute;l dominaba su arte y sabiacute;a con certeza que los dos movimientos eran tan excelentes como los primeros no se arredroacute; y antes bien juroacute; consagrar el resto de su vida a obligarlos a confesar la validez del hallazgo por lo que de ahiacute; en adelante articles of bad business ethics essay dedicoacute; a ver metoacute;dicamente a cuanto muacute;sico existiacute;a en Guatemala con tan mal resultado que despueacute;s de pelearse con la mayoriacute;a de ellos sin decir nada a nadie y mucho menos a su mujer vendioacute; su casa para trasladarse a Europa y que una vez en Viena pues peor porque no iba a ir deciacute;an un Leiermann guatemalteco a ensentilde;arles a localizar obras perdidas y mucho menos de Schubert cuyos especialistas llenaban la ciudad y que queacute; teniacute;an que haber ido a hacer esos papeles tan lejos hasta que estando ya casi desesperado y soacute;lo con el dinero del pasaje de regreso conocioacute; a una familia de viejitos judiacute;os que habiacute;an vivido en Buenos Aires y hablaban espantilde;ol los que lo atendieron muy bien y se pusieron nerviosiacute;simos cuando tocaron articles on laser welding essay Dios les dio a entender en su sinfonia concluida augusto monterroso analysis essay en su viola y en su sinfonia concluida augusto monterroso analysis essay los dos movimientos y quienes pop culture essay examples cansados de examinar los papeles por sinfonia concluida augusto monterroso analysis essay lados y de olerlos essay about dirt bike de mirarlos al trasluz por una ventana se vieron obligados a admitir primero en voz ronald william miller jr essay y despueacute;s a gritos iexcl;son de Schubert son de Schubert. y se echaron a llorar con desconsuelo cada uno sobre el hombro del otro como si en lugar de haberlos recuperado los papeles se hubieran perdido en ese momento time and the machine by aldous huxley analysis essay que yo me asombrara de que todaviacute;a llorando si bien elke krauser dissertation maacute;s calmados y luego de hablar aparte entre siacute; y en su idioma trataron de convencerlo frotaacute;ndose las manos de que los movimientos a pesar de ser tan buenos no antilde;adiacute;an nada al meacute;rito de la sinfoniacute;a tal como eacute;sta se hallaba y por el contrario podiacute;a decirse que se lo quitaban pues la gente se habiacute;a acostumbrado a la leyenda de que Schubert los rompioacute; o no los intentoacute; siquiera seguro de que jamaacute;s lograriacute;a superar o igualar la calidad de los dos primeros y que la gracia sinfonia concluida augusto monterroso analysis essay en pensar si asiacute; son el allegro y el andantecoacute;mo seraacute;n el scherzo y el allegro ma non troppo y que si eacute;l respetaba y amaba de veras la memoria de Schubert lo maacute;s inteligente era my boyfriend doesn t love me essay les permitiera guardar aquella muacute;sica porque ademaacute;s de que se iba a entablar una poleacute;mica interminable el uacute;nico que saldriacute;a perdiendo seriacute;a Schubert y que entonces convencido de que nunca conseguiriacute;a nada entre los filisteos ni menos auacute;n con los admiradores de Schubert que eran peores se embarcoacute; de vuelta a Guatemala y que durante la travesiacute;a una noche en tanto la luz de la luna daba de lleno sobre el espumoso costado del barco con la maacute;s profunda melancoliacute;a y harto de luchar con los malos y con los buenos tomoacute; los manuscritos y los desgarroacute; uno a uno y tiroacute; los pedazos por la borda hasta no estar bien cierto de que ya nunca nadie los encontrariacute;a de nuevo al mismo tiempo -finalizoacute; el gordo con cierto tono de afectada tristeza- que gruesas laacute;grimas quemaban sus mejillas y mientras pensaba con amargura que ni eacute;l ni su patria podriacute;an reclamar la gloria de haber devuelto al mundo unas paacute;ginas que el mundo hubiera recibido con tanta alegriacute;a pero que el mundo con tanto sentido comuacute;n rechazaba.

Continue reading
566 words, 7 pages